domingo, 12 de enero de 2014

“Poder estar a la altura”

ALDOSIVI: Seba Navarro llegó al Tiburón en busca de la continuidad que no tuvo en la T. Acá, toda su historia...
Hace un tiempo, cuando manejaba las riendas de Instituto, Darío Franco le había echado el ojo a este volante central pura técnica cuyo pase le pertenece a Talleres (tiene vínculo hasta junio de 2015). Sin embargo, en ese entonces se tuvo que conformar con mirarlo de lejos. Hasta que hoy, un año y medio después y ya como DT de Aldosivi, el hombre se dio el lujo de tenerlo en sus filas. ¿De quién se trata? De Sebastián Navarro, el pibe que hace 25 años nació en El Bolsón, Río Negro, y que en la T no tuvo las oportunidades que él deseaba. “La verdad es que estoy muy contento. Me interesó venir acá por la propuesta del entrenador así que ahora voy a pelear por un lugar. Quiero trabajar duro y luchar para buscar continuidad. Espero poder estar a la altura”, le confió a el jugador a Olé , ya instalado en la pretemporada en Balcarce. Surgido en el club Martín Güemes de su pueblo natal, Navarro es hoy un mediocampista cerebral, pensante, con una derecha que bien podría ser la de un enganche. Y en esa conjunción poco habitual tuvo mucho que ver su formación en la Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia, donde él mismo cuenta que “debido al mal clima y al viento teníamos que adquirir más técnica para dominar la pelota”. Esa versión, la de jugador que además de orden aporta claridad en la distribución, explotó en su paso por Ferro durante la temporada 11/12, donde dejó un grato recuerdo. Por algo Argentinos Juniors paró las antenas y se lo llevó al toque a Primera... Aunque en el Bicho comenzó a hacer banco más de lo que esperaba y perdió rodaje, pese a que asegura que allí “crecí mucho como jugador”. Incluso, en su regreso a la T tampoco consiguió la titularidad. “La gente de Talleres siempre me demostró su cariño, pero fue una decisión de los técnicos la de no jugar. ¿Si me fui con bronca? No, para nada. Sólo que me llegó esta chance y la quiero aprovechar”, agregó Seba, sin rencores con el club del cual es hincha. En fin, a Mar del Plata arribó un player que parece encajar perfecto en el sistema de juego que pretende Darío Franco: salir jugando con la bocha al suelo, nada de rifarla y apostar siempre al ataque. Entonces, será cuestión de que le den esa tan ansiada continuidad. Y que lo disfruten... OLÉ

No hay comentarios: