domingo, 7 de abril de 2013

Otra victoria en casa para ratificarse como un duro local

Con gol de Luis López, el Gasolero se impuso anoche ante Acassuso. Desde que Aníbal Biggeri se hizo cargo del equipo, Temperley consiguió los doce puntos que disputó en su estadio. Llegó a 47 unidades para posicionarse séptimo en la tabla. De esta manera, llega de la mejor manera a su próximo compromiso: nada menos que el clásico frente a Los Andes. El conjunto dirigido por Aníbal Biggeri continúa con su seguidilla de triunfos en casa y superó anoche con lo justo a Acassuso por 1-0. Sin brillar, el Gasolero sigue acercándose a los primeros puestos. Está séptimo a cuatro puntos de Platense, quien ocupa el último puesto para el Reducido, con dos partidos menos. El primer tiempo fue muy flojo por parte de ambos conjuntos. Se prestaron la pelota constantemente y abusaron del pelotazo. Cuando parecía indicar que terminaría 0-0, Mariano Campódonico con una avivada le posibilitó marcar a Luis López. El ex All Boys jugó rápido un tiro libre y lo dejó solo al Animal frente a Gustavo Ruhl. El delantero lo gambeteó y definió de zurda para el delirio de todo el público local. La ventaja no era justa, pero sí merecida. Acassuso dejó espacios, se durmió y el local se lo hizo pagar. Sobre el cierre de esa primera mitad, Rodrigo Alonso tuvo el empate pero no logró pegarle bien. Con la victoria parcial, de a poco comenzaron a bajar los cánticos de la hinchada local para su clásico rival Los Andes, con quien se medirá el próximo fin de semana en el Eduardo Gallardón. Ambos conjuntos están necesitados y será un lindo duelo. En la segunda mitad, Temperley tuvo muchísimas oportunidades para decretar una goleada, pero a su vez también pudo quedarse con las manos vacías, ya que la visita también tuvo chances. Emiliano Gianunzio, la figura del encuentro, fue quien manejó al equipo, sobre todo en el aspecto defensivo. El Polaco robó muchas pelotas y le dio la posibilidad a los delanteros de marcar el segundo, sin embargo estos fallaron en la definición. Tras un centro de Nahuel Pansardi lo tuvo Cristian Quiñonez y en varias jugadas individuales López pudo haber cerrado el marcador. Estas chances desperdiciadas pudieron haberlas pagado muy caro. A los 40 minutos Alexis Blanco erró un cabezazo que era más fácil que entrará a que se fuera desviada y en el tercer minuto de adición Damián Gómez erró un mano a mano ante Federico Crivelli. Este triunfo hizo olvidar la tabla de los promedios y hoy el equipo apunta a los primeros puestos. Para el clásico, Biggeri tendrá casi todo el plantel a su disposición: solamente no podrá contra con Carlos Ramos, que fue expulsado en el segundo tiempo. Se espera por la recuperación de Nicolás Demaldé. INFOREGION

No hay comentarios: