martes, 12 de febrero de 2013

El piedrazo que recibió el árbitro que dirigió a Gimnasia en Corrientes

Le pegó en el pecho y lo dejó tendido unos instantes
Gimnasia ya estaba arriba en el marcador, Boca Unidos jugaba con uno menos y el partido `se picó´. Para ese entonces, el público local reclamaba todo. Fue así que en una jugada, cerca del minuto 13 del segundo tiempo, en la que Dardo Miloc cometió una falta uno de los más airosos en pedir una sanción fue Claudio Ubeda, DT del conjunto correntino. Mariano González, árbitro del encuentro, lo escuchó y emprendió la camineta hacia él, cuando en el camino recibió un piedrazo que lo impactó en el pecho, a la altura del corazón. El proyectil, que provino de la platea local ocupada por hinchas correntinos, lo hizo perder el equilibrio y quedó tumbado unos instantes sobre el campo de juego, mientras era asistido por personal médico. En ese momento se pensó que el partido podría ser suspendido, pero poco después González se reincorporó y tras darle indicaciones a los efectivos policiales decidió reanudar el encuentro. EL DÍA

No hay comentarios: